5 verdades sobre el aumento de salario

Si has encarado a tu jefe para pedirle un salario con el argumento de que te lo mereces, o que tu sueldo no te alcanza para vivir, entonces has cometido un error. No es un

Businessmen on Staircase

La próxima vez que estés pensando en un aumento, ten en cuenta los siguientes puntos:

1) La oportunidad lo es todo: si la empresa acaba de publicar resultados desastrosos o reducción de personal, el momento no es el adecuado. Las chances son mayores en momentos donde las cosas funcionan bien, por ejemplo si acaban de lanzar un nuevo producto que es un éxito.

2) No te sientes a esperar: en estos tiempos donde las empresas buscan reducir costos, ¿por qué crees que mágicamente te caerá un aumento del cielo? Hay que ser proactivo en gerenciar la compensación.

3) Reúne evidencia que te respalde: es importante tener una buena justificación de porqué te mereces el aumento. Lleva un buen registro de las acciones que han ayudado a generar valor para la empresa.

4) Se consciente del mercado: Es importante saber cuál es la remuneración para posiciones como la tuya en el mercado. Cuanto más abarcativa la información, mejor. El argumento de “conozco a alguien que gana más que yo” no es suficiente.

5) Evita convertirte en un incordio: no es una buena idea estar todo el tiempo reclamando de tu salario. Tienes sólo una oportunidad al año (sacando excepciones de países altamente inflacionarios como Argentina o Venezuela, por ejemplo); por eso, prepárate adecuadamente. No te la pases instigando en los pasillos o comparándote con tus colegas.

Es importante ser realista y tener una clara idea de tu valor y, si finalmente estás convencido de que en tu empresa actual no están reconociéndolo adecuadamente, mejor que desgastar la relación es buscar en el mercado donde te valoren adecuadamente.

Destacados
Recientes